miércoles, 29 de abril de 2009

UNIENDO DOS MUNDOS: SANANDO DOS MUNDOS

Medicina para el cuerpo - Medicina para el Alma
por Bernardo Kushala Camarena

Ayer tuve una conversación muy iluminadora con una amigo médico practicante de yoga. Alejandro es Médico Otorrino, trabaja en un hospital y tiene también un consultorio privado. Siempre me ha parecido una persona sensata y como buen médico racional, práctico y analista. En su caso, con el corazón correcto para esta profesión.



Hablé con él porque me interesa su visión sobre la situación actual desde el punto de vista del contagio, la realidad médica, cuáles son las alternativas y su experiencia personal. Se que él está en el mero centro en donde se lidia con el tema de la influenza porcina día a día. Me contó que de su consultorio privado había derivado a una persona que presentaba los síntomas de la gripe porcina a un hospital. Le hicieron los análisis y el resultado fue positivo. El paciente es un joven que recibió la medicación adecuada rápidamente y que, a las horas, estaba respondiendo muy bien al medicamento. Este joven se está recuperando satisfactoriamente.


Este mundo siempre me ha resultado fascinante y de no haber sido sanador y maestro de yoga probablemente hubiera sido médico. Alejandro y yo hablamos del mundo que es medible por la ciencia, de la Medicina Alópata fundamentada en la sintomatología y la prescripción de medicamentos para reestablecer el balance en un organismo y comentamos el caso de este jóven, que me llevó a hacerle preguntas cuyas respuestas aquí comparto.


Lo que intercambiamos fue lo siguiente (esta información proviene de mi recuento de la plática y le pido a Alejandro que la corrija si es errónea en el más mínimo detalle):

- “Los virus existen todo el tiempo y están todo el tiempo en el ambiente; todo el tiempo es todo el tiempo, son parte de la naturaleza, han existido y existirán desde que el mundo es mundo y seguirán haciéndolo hasta el fin de la expansión del Universo que se estima llegue hasta miles de millones de años.
- ¿De qué depende que una persona se enferme y otra no? De varios factores. El principal es que el sistema inmunológico esté deprimido pues se es más susceptible a contraer un virus. El sistema inmunológico se deprime, entre otros factores, por falta de reposo, mala alimentación, falta de ejercicio, otras enfermedades que ya estén afectando la salud (ESTO ES DESDE EL PUNTO DE VISTA FISIOLÓGICO).


Entonces, en la vida desde que nacemos, estamos expuestos a virus; ¿por qué algunos los contraen y por qué otros no? Por supuesto esta respuesta tiene una multiplicidad de factores a considerar, pero uno fundamental es el estado de fortaleza del sistema inmunológico.


Este virus no es diferente a una gripa convencional solo que ha mutado. Se ha “en-puercado”.


Si te encuentras en un estado de salud radiante no tienes nada que temer, puedes seguir las recomendaciones generales y que todos conocemos ampliamente, pero los virus siempre estarán ahí, circulando en el mundo natural como parte de la naturaleza. Nosotros somos un organismo de la naturaleza y en estas condiciones hemos vivido muchos, muchos años, hemos visto partir seres queridos y otros nos hemos quedado. Nos hemos muerto por infinitas causas mas allá de los virus que hay en el ambiente. Tu casa no está exenta de virus ni el aire que respiras. Es simplemente algo que esta ahí, junto con las bacterias.


Alejandro me explicaba que hay tres síntomas que, de presentarse juntos, requieren de una evaluación médica extra. Te recomiendo que si los llegaras a presentar llames a tu médico y pidas que te revise, esta es su área de “expertise”; ó lo atiendas en un centro de salud. Los síntomas son: dolor muscular, dolor súbito de cabeza, incremento súbito de temperatura. (Al pie de esta página doy los teléfonos de contacto de Alejandro por si quisieras contactarlo a él).


En la coincidencia de estos síntomas no dejes pasar tiempo. Las horas siguientes son importantes para un correcto diagnóstico. Si tienes el virus y te enfermas, te dan drogas antivirales que son medicamentos controlados que tienen los hospitales en casi todas las ciudades y que, según me dice, hay suficientes para todos porque no todos se van a enfermar, claro está. Después de esto se observa tu recuperación pues el medicamento debe surtir efecto en pocas horas. Fin de la historia. Si no te recuperas puedes, en la forma más agravada, contraer neumonía y esperar que el medicamento tenga su resultado; si no funciona te entuban para ayudarte a respirar y si nada de esto funciona puedes empeorar y sí puede ser mortal. Las probabilidades de que esto suceda son remotas. Al día de hoy, según fuentes oficiales, hay siete muertos comprobados de miles de infectados.


Fuera de esto estás en buena salud y estás bien. Y estás conviviendo con muchos virus y bacterias día con día como parte de tu vida en la naturaleza.


Hasta aquí es el mundo observable de tu cuerpo. Sin embargo, simultáneamente a lo que sucede en tu cuerpo físico existe lo que sucede en tus emociones y en tu cuerpo hecho de energía: miedo.


Pero ¿cómo puedes diagnosticar miedo dentro de tu cuerpo?


Bueno, eso es muy fácil. Casi todos en esta ciudad (DF México) y casi todos los seres en cualquier lugar del mundo tienen y viven con miedo. El miedo a la muerte es el más intenso de todos. El miedo te paraliza y te hace dejar de respirar profundamente, el miedo te contrae… el miedo sólo existe en un nivel de tu conciencia, el miedo activa en ti el mecanismo de “pelear o correr” que es propia del cerebro primitivo que hay en los humanos, el miedo te hace creer todo lo que escuchas y todo lo que no existe, el miedo es lo opuesto al Amor, y donde hay Amor no hay miedo.


Las raíces de tus miedos son muy, muy antiguas. Y para procesar tus miedos puedes ir con un sanador (profesional de preferencia), o hacer yoga, o meditar, o tener prácticas de autosanación que disminuyan la fuerza que tu miedo tiene en ti, o recibir transmisiones de energía que reconfiguren tus miedos en el nivel de tu campo energético y eventualmente en todo tu cuerpo. En resúmen, llevar un camino de transformación energética.


Cuando mueres a tu miedo puedes realmente vivir. ¿Has escuchado la palabra: “Despierta” que pregonan absolutamente todas las tradiciones de sabiduría del mundo desde el lejano Oriente al lejano Occidente? ¿Has escuchado la frase: “Sánate a ti Mismo”, o la frase: “Conócete a ti Mismo”, o: “Todo está Dentro de Ti”? ¿Has alguna vez pensado qué pueda significar y por qué miles de personas en el mundo se sientan todos los días a meditar o a hacer yoga, a sanarse, a estudiarse?… ¿que es lo que realmente hacen por qué lo hacen? ¿por qué pierden el tiempo, para que la molestia?


Bueno, la respuesta es: para acabar con el miedo que hay en si mismos. Porque al hacerlo despertarás a algo mas allá del mundo de la naturaleza y del cuerpo físico, despertarás al mundo del espíritu donde te reconoces como alma viviente, como espíritu.


Estas son viejas noticias, no son nuevas. Miles de personas han despertado a lo largo de la humanidad; millones no. Los apocalípsis (siempre cercanos) son muy buenos momentos para despertar. Mucha gente ha dedicado todo lo que hace para honrar este despertar. Es lo que hacen los centros de yoga, de sanación, de meditación y todas aquellas personas que dedican su vida a servir y a favorecer este despertar.


Pero por ahora no nos podemos reunir más que de uno a uno (o según dicen). Ahora y por los siguientes días estamos con lo que sabemos y tenemos la opción del Silencio. En el Silencio brilla el Gran Vacio, El Gran Espíritu.


Si tienes síntomas de miedo y no tienes ninguna prescripción (práctica transformativa) para atenderlo es muy fácil, siéntate y trata de entender cómo vive ese miedo en ti. Medita. Elige y pide que se acabe ese miedo en ti que te paraliza. Tal vez el efecto de la medicina espiritual puede ser afectado por muchos factores para su éxito, sin duda el principal factor es tu anhelo por despertar. Si tienes síntomas de miedo de inmediato ve a atenderte. La atención ahora es en tu interior, tu tienes la medicina que está en ti.

¡Une tus mundos!

Tal vez haz escuchado la antigua frase latina: “Cura te ipsum o medice cura te ipsum” que literalmente significa "Médico, Cúrate a ti Mismo". Es un clásico mandato o requerimiento y se usa para referirse, en parte, a lo que han de hacer los servidores de la salud humana antes de servir a sus propios pacientes. Contrario a la creencia popular, esta frase no fue inventada para escarnecer al personal médico, sino más bien para que las personas introspectivamente se vean así mismas tal como son, con sus virtudes y con sus miedos. El origen del “Cura Te Ipsum” proviene de uno de los grandes maestros que han pisado la Tierra, el Maestro Jesús.


¡Con afecto!
Bernardo Kushala Camarena
__________________________________________________________________

Dr. M. Alejandro Jiménez Chobillon
Otorrinolaringólogo con sub-especialidad en cirugía endoscópica de nariz, senos paranasales, órbita, vía lagrimal y base anterior de cráneo. Tambien realizo Cirugía estética y Funcional de nariz y Microcirugía de oído.
- Consultorio particular (Lunes a Viernes de 16:00 a 20:00hrs, Sábados y domingos sólo urgencias):
Pennsylvania N° 296, 1er piso. Col. Nápoles. Entre eje 5 y el Suburbia que está en la esquina de eje 6 e Insurgentes.
Tel: 56 87 33 93
56 87 62 02
Celular: 044 55 10 22 98 30.
- INSTITUTO NACIONAL DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS
DEPARTAMENTO DE OTORRINOLARINGOLOGIA: De Lunes a Viernes de 07:00 a 15:00hrs.
Tel: 56 66 45 39 ext. 5159.

___________________________________________________________________

4 comentarios:

  1. Hola!
     
    Ustedes no me conocen.  Vivo en Qro. 
    Yo recibo sus correos de todos sus eventos y siempre tengo la esperanza de algún día encontrar el momento de dejar mi familia y tener el gusto de estar con ustedes.
    Admiro desde el correo su trabajo, y estos artículos los he leido y los admiro una vez más.
    Unicamente deseo hacerles saber cuánto bien aportan a la sociedad y ojalá encuentre un día, el día de ir a conocerlos,
     
    Namaste,
     
    Beatriz
     

    ResponderEliminar
  2. he compartido este articulo con muchos compañeros aqui en campeche, me gusta el equilibrio de la reflexion, corazon y ciencia.Gracias es excelente!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchísimas gracias! Realmente es refrescante leer estas reflexiones que nos ayudan a conectarnos con nuestra propia fuerza y nuestra propia sabiduria, en estos momentos en que las voces de miedo, paranoia y confusión abundan a nuestro alrededor.
     
    ¡Construyamos miradas de paz y de salud para "vacunarnos" del miedo y la deseperanza!
     
    Les mando un abrazo.
     
    Leticia

    ResponderEliminar
  4. Kush!!! Gracias por compartir la vida, la sabiduría y la luz en todo momento y especialmente cuando más necesario es que la Sanga esté cerquita!!!! Con todo mi cariño y admiración siempre!!!

    Vivi.

    ResponderEliminar

Purno Ham Yoga & Sanación Fan Box